© Copyright 2009-2017 Gonzalo Lago Rivero- All rights Reserved

Estadísticas y gráficos elaborados por el autor.

 Fuentes utilizadas:

 - Plan Inicial de las Universidades Laborales.

 - Publicaciones del Ministerio de Trabajo.

- Revista UNI, Hermandad de Antiguos Alumnos de Universidades Laborales.

 - Archivo General de la Administración.

 - Boletín Oficial del Estado.



                                               NUEVA LEY DE LAS UNIVERSIDADES LABORALES



Para el 20 de Abril de 1959, se convocó la Comisión de Trabajo de las Cortes, con objeto de examiner el proyecto de Universidades Laborales.

 La Comisión se reunió, el citado día, bajo la presidencia del señor Corral Sainz , para emitir dictamen acerca del mismo; esta disposición trata de regular y asegurar el porvenir de estos Centros docentes. 

A diversos puntos del articulado fueron presentadas enmiendas por los señores Pinilla, Sinués, Fernández Daza, Pedrosa, Pro, Aníbal y Aparicio Bernal. 

En su estudio se suscitó un amplio debate, en el que intervieron, además de los señores citados, casi todos los miembros de la Comisión, especialmente, los señores, Royo Villanueva, Fugardo, Lafont, Monteagudo, Ameijide, De Miguel, Gonzáles Bueno, Sáenz de Miera, Martínez Tico, Rodríguez de Valcárcel, Graciá, Almarcha, Olachea, Jiménez de Cisneros, Sánchez Eguilar, Martín Ballesteros y Oriol por la Comisión, y Tena Artigas, Norte y Mateu de Ros por la Ponencia, dándo como resultado la matización terminológica de diferentes párrafos, en orden a una mayor claridad y precisión del texto. 

Aprobada la redacción definitiva del primer artículo, éste establece que las Universidades Laborales quedan configuradas como instituciones docentes con la misión de capacitar profesional y técnicamente a los trabajadores españoles y elevar su total formación cultural y humana para hacer posible su acceso a cualquier puesto social.

En el artículo segundo, que reglamenta el sistema de gobierno y administración, se acepto íntegramente, después de un detenido estudio, la enmienda del señor Pedrosa.

 Aprobados los artículos tercero, cuarto y quinto, que establecen competencias de los Ministerios de Educación Nacional, Trabajo y Hacienda, y que definen el carácter de instituciones públicas no estatales de las Universidades Laborales e introducido un nuevo artículo referente a la ejecución de los planes docentes de las mismas, se entró en el examen del artículo sexto. Intervieron en el debate varios procuradores acerca de correciones terminológicas del mismo y de la conveniencia jurídica de incluir a la Fundación "San José", de Zamora , en las Universidades Laborales. Tras la intervención de casi todos los miembros de la Comisión se aceptó la redacción propuesta por el señor Pedrosa, especificándose que sin perjuicio de que en el futuro puedan establecerse mediante ley nuevas Universidades Laborales, se confirman como tales las de "Francisco Franco", de Tarragona. "José Antonio Primo de Rivera", de Sevilla; 2Onésimo Redondo", de Córdoba y "José Antonio Girón", de Gijón. Por lo que respecta a la Fundación "San José", de Zamora, se estableció una disposición adicional, por la que, si de conformidad con el ordenamiento jurídico vigente procediera la desclasificación jurídica de dicha Fundación como entidad benéfico-particular, quede autorizado el Ministerio de Trabajo para otorgarla el carácter de Universidad Laboral, compredida en el régimen jurídico establecido por esta ley.

 Se estudió, a continuación, el artículo séptimo, en el que se afirma que podrán organizarse  en las Universidades Laborales, al aparte de sus estudios específicos, otros cursos de perfeccionamiento o formación para postgraduados y amparar mediante becas al estudio a sus alumnos en diversos centros docentes. 

Aprobado el artículo octavo, que  regula la contribución económica de diversas entidades para el sostenimiento de las Universidades Laborales, artículo que caracteriza la singularidad de dichas Instituciones.

 Se aprobó el noveno que establece que a las Universidades  Laborales tendrán acceso los trabajadores españoles y sus familiares, agrupados en aquellas entidades que contribuyan al sostenimiento, perfeccionamiento y creación de nuevas Universidades, sin perjuicio de las oportunas becas reguladas y de la libre matrícula que, previo pago de los corespondientes derechos, pueda establecerse. 

 Con la aprobación del artículo diez y de la disposición adicional antes citada, quedó ultimado el estudio del informe de la Ponencia, informe al cual se incorporaron todas aquellas enmiendas  que, en todo o parte, mejoraban la redacción y precisión del proyecto.

 Ultimado así su estudio, fue enviado a la Presidencia de las Cortes para su remisión al Pleno.


10 de mayo de 1959

Una muestra más, de elevado rasgo, de la labor del ministro de Trabajo sr. Sanz Orrio, se nos dió con ocasión del último Pleno de las Cortes Españolas, al ser presentada la nueva Ley de Universidades Laborales, por el  secretario técnico de aquel Departamento y procurador, sr. Norte; una muestra informada por el signo que marca todas las órdenes de su actividad y que se cifra en la institucionalización de los avances y las conquistas sociales en el justo equilibrio de la seguridad y la prudencia. Sí de ello tenemos ejemplos recientes, como los primeros pasos encaminados a la instauración de la seguridad social en el campo, mediante el mutualismo laboral agrario o también para llevar la tranquilidad a una labor como la del servicio doméstico, mediante el Montepio correspondiente, ahora con la Ley de Universidades Laborales, se subrayan esas esencias de trabajar a fondo hasta lograr la investidura jurídica total, que es la mejor garantía, por no decir la única, de permanecia de la acción política.

Unas reaslizaciones efectivas - los edificios necesarios para alojamiento de estos organismos docentes- se han venido sucediendo desde hace unos nueve años sobre unos esquemas estatutarios no tan sólidos y poderosos com el hecho mismo de la construcción  y puesta en marcha de las Universidades Laborales. Más para que esta función ejemplar del régimen, que participa de lo docente y lo laboral, pudiera tener continuidad y eficacia, era necesario transformar aquellos esquemas  en pronunciados legislativos completos, totales y rigurosos. La Ley aprobada por las Cortes es continuación de otra actividad legislativa que el ministro Sanz Orrio viene desarrollando desde que se haya al frente del Departamento. Merece señalarse, asimismo el Estatuto Patrimonial de la Institución, aprobado por orden de 8 de diciembre del pasado año 1958, en el que se impalnta un régimen presupuestario de contratación, paralela a la normativa del la Ley de Contabilidad y Admninistración de la Hacienda Pública.Es esguerzo de las Mutualidades Laborales, cuya prestación económica es la máxima contribución a las Universidades, queda así ordenado de tal modo que se corresponden en ajustado equilibrio las prestaciones que ofrece y el excelso servicio educativo que los trabajadores reciben.

De este modo, el generoso  impluso que dio origen a las Universidades Laborales españolas, una de las acciones de Franco que configuran entre las más bellas realizaciones sociales del Movimiento, queda culminado con esta Ley, asegurando que el futuro puedan establecerse mediante Ley nuevas Universidades Laborales, se confirman de manera definitiva las cuatro existentes y las edificacione sen que radican.

  • Ley 40/1959, de 11 de mayo, sobre Universidades Laborales.

    Boletín Oficial del Estado núm. 113, de 12/05/1959, páginas 6929 a 6930.

    Departamento: Jefatura del Estado


http://www.boe.es/datos/pdfs/BOE//1959/113/A06929-06930.pdf


 Esta Ley  la desarrolló el Reglamento de 24/11/1960  

Decreto 2265/1960, de 24 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento orgánico de las Universidades Laborales.


http://www.boe.es/boe/dias/1960/12/06/pdfs/A16749-16760.pdf